Lo que no sospechabas de una traducción

winter-3372363_1920

Si tenemos en cuenta que en el mundo hay más de 7 mil millones de personas que hablan entre 3.000 y 5.000 lenguas diferentes, parece que la traducción se convierte en una actividad casi imprescindible para permitir la comunicación entre unos y otros.

Recientemente tuve la ocasión de participar en el blog de Merche Palomino Comunicación, porque esta agencia quería precisamente explicar la importancia de tener una web traducida correctamente al inglés, ya que es la puerta de conexión a esos potenciales millones de personas que pueden acceder a tu site.

De ese trabajo surgieron temas interesantes que me gustaría compartir contigo para que te ayuden a resolver aquellas cuestiones donde esté involucrado otro idioma diferente al tuyo.

No es lo mismo traducción que interpretación

Ambos conceptos, traducción e interpretación, están muy relacionados, pero no son intercambiables. La traducción se ocupa fundamentalmente de la palabra escrita. No hablamos solo de libros, sino de cualquier tipo de texto. Por su parte, la interpretación no se refiere a lo que hacen los actores de Hollywood J, sino a la transmisión de un discurso oral de una lengua a otra, incluyendo el lenguaje de signos. Los intérpretes trabajan en lugares como las organizaciones internacionales (ONU, UE, etc.), juzgados o empresas multinacionales.

Mención aparte tiene la transliteración que representa los caracteres de un sistema de escritura con los símbolos de otro. Una de las formas más habituales consiste en escribir palabras del chino o el japonés con el alfabeto latino.

¿Sabías que hay 40 maneras de decir nieve en finés?

Para realizar una traducción fiable de calidad de un texto, no solo es importante conocer el significado de las palabras que lo conforman, también debemos estar familiarizados con otros aspectos que van más allá de las meras palabras. Dicho de otra manera, las lenguas vivas están en constante evolución y guardan una estrecha relación con la cultura y las costumbres propias del grupo de personas que las hablan.

¡En Finlandia tienen nada menos que 40 palabras para describir la nieve y sus variaciones!
(sí sí, pronto vendrá el calor, un poco de paciencia)

En todos los idiomas hay expresiones y palabras no traducibles, es decir, términos que no tienen un equivalente directo en la otra lengua:

  • «Heimat» en alemán, es el lugar donde nos sentimos a gusto. Es similar al hogar o patria.
  • «Dépaysement» utilizado por los franceses, parecido al sentimiento del estado en el que se encuentra un viajante que no está familiarizado con nada en el país donde se encuentra (idioma, costumbres, etc.).
  • «Schadenfreude» se asimilaría a alegrarse por el mal ajeno, según los alemanes.

Esto me sirve para desmontar un par de falsas creencias:

Si tengo buen nivel de inglés, puedo traducir textos del español al inglés

o

para traducir basta con tener un buen nivel de un idioma extranjero

La traducción es una disciplina que se puede considerar casi un arte. Tener un buen nivel de inglés (o de cualquier otra lengua) hará que seas capaz de entender los textos, pero esto no significa que tengas la capacidad de traducirlos a tu idioma de forma profesional. Y decimos «a tu idioma», porque un traductor solo traducirá a su lengua. El estrecho vínculo entre lengua y cultura hace que sea muy difícil realizar una buena traducción a un idioma extranjero.

Afirmar que para traducir basta con saber un idioma, sería como decir que para ser escritor es suficiente con saber escribir o que para ser pintor solo es necesario saber manejar un pincel.

Un traductor de calidad solo lo hace a su propia lengua #traducetuweb Click To Tweet

La tecnología nos ayuda a ser más eficaces

En sus comienzos, los traductores simplemente utilizaban lápiz y papel y se servían de la ayuda de los diccionarios físicos para la investigación de la terminología. Sin embargo, las nuevas tecnologías, en especial internet, han revolucionado su forma de trabajar. Ya desde 1940 se han buscado formas de automatizar algunas partes del laborioso proceso de la traducción, para evitar, por ejemplo, que el traductor tenga que traducir la misma frase en repetidas ocasiones. De estos esfuerzos han surgido las herramientas CAT (Computer-Assisted Translation), grandes aliadas del traductor, ya que contribuyen a una mayor eficiencia y eficacia al utilizar recursos como las memorias de traducción. Estas memorias almacenan las traducciones que se han realizado con anterioridad y las reutilizan en el caso de que aparezca una frase idéntica, consiguiendo así agilizar el proceso y garantizar la consistencia terminológica.

¡Ojo! NO confundir las CAT con Google Translate o Bing Translator, no tienen nada que ver y pertenecen a «otro mundo». Los traductores automáticos realizan una traducción palabra por palabra que quizás nos permita entender el significado de una frase o un texto breve, pero que nunca podrá reemplazar la figura del traductor. La traducción requiere un conocimiento profundo del vocabulario de las lenguasde su uso real y del contexto cultural en el que se escriben.

Mi recomendación final es que si tu objetivo es conseguir una traducción de calidad óptima , que sea fiel al original, pero que a su vez suene natural en el idioma al que se ha traducido, es imprescindible contar con un traductor nativo y cualificado.